Estrabismo

El Estrabismo ( los mejores especialistas de Madrid)

tratamientos estrabismo madrid

estrabismo infantil madrid

tratamiento estrabismo madrid

Es una mala alineación de los ejes oculares. Uno de los ojos mira a un objeto concreto, pero el otro no.

En los niños una consecuencia del estrabismo puede ser el ojo vago. En adultos la aparición de estrabismos puede producir visión doble.
Los estrabismos pueden ser convergentes, divergentes o verticales. El primer tratamiento es rehabilitador mediante terapia visual y compensación óptica. En segundo lugar se opta por un tratamiento quirúrgico para el alineamiento de los ejes visuales cuando el primero no es suficiente.
Algunos estrabismos no se aprecian estéticamente y pueden pasar desapercibidos como los microestrabismos cuya consecuencia es el ojo vago.
Otros tipos como los latentes y las forias descompensada también pueden pasar desapercibidos y producir síntomas como dolores de cabeza, visión doble intermitente, bajo rendimiento escolar, etc.
Las prioridades en el tratamiento del estrabismo son
• Detectar y tratar la ambliopía u “ojo vago”.
• Explorar si el estrabismo produce alguna posición anómala de la cabeza.
• Conseguir el alineamiento de los ojos.
• Conseguir el desarrollo de la visión binocular.

TORTÍCOLIS DE CAUSA OCULAR
Se conoce por tortícolis a una posición no erguida de la cabeza con giros horizontales y verticales del cuello, que el paciente adquiere para compensar una anomalía en la posición de los ojos.
El tortícolis está asociado a parálisis de músculos extraoculares, estrabismos, nistagmus y visión doble (diplopía).
Su tratamiento oftalmológico puede ser óptico o quirúrgico dependiendo de su grado y la causa que lo genere (estrabismo, nistagmus, diplopía, etc..).

DIPLOPIA
Es la visión doble producida por un desalineamiento de los ejes visuales, de manera que los ojos no son capaces de mirar al mismo tiempo el mismo objeto (visión simultánea).
Las causas pueden ser variadas, parálisis de los músculos extraoculares, estrabismos, traumatismos etc…
La aparición de una diplopía es muy disconfortante y limita severamente la vida del paciente.
En los casos de desviaciones pequeñas el tratamiento puede ser óptico (prismación) o con toxina botulínica en los músculos extraoculares y en los casos más graves el tratamiento se realiza con cirugía.